Encuentros Cercanos Conmigo

Canciones para apretar la fe de las personas en sí mismas, de los hombres en las mujeres y de las mujeres en el universo urbano.

Viajar es mirarse en un espejo. En encuentros cercanos conmigo, Tere Estrada invita al escucha a viajar dentro de su propio cuerpo, a rescatar sus recuerdos más recónditos, a dejarse llevar por la nostalgia y las pasiones desbordadas. Son nueve las canciones que Estrada compuso para este disco. Cada rola es un paisaje distinto, en las que se combinan el blues, el funk, el jazz y el rock.

“Encuentros cercanos conmigo” es una pieza dedicada a los peregrinos incansables, a los que todavía creen que la vida es una aventura. “En busca del hogar perdido” retrata la búsqueda de raíces y lazos afectivos que esta era ciber espacial tienden a olvidarse. “Oye chava” es una rola que incita a los derrumbes internos y se ha convertido en clásica del repertorio de Estrada.

En “Corona de muertos” la compositora fusiona el funk y el blues, muy bien acompañada por Memo Carvajal en el piano y Poncho Miranda y Evelyn Rubio en los saxofones. Esta canción es un homenaje a los campeones sin corona, a los eternos perdedores. “Viaje al centro de tu ser” es una abierta insinuación para meternos en el cuerpo del otro y hacer un viaje fantástico por el torrente sanguíneo. El violín de Lalo Olivares la da el toque cachondo y misterioso a esta expedición.

“Arenas movedizas” nos recuerda que mientras mantengamos el calor con un cerillo, la esperanza no muere. “Luciérnaga de tu calle” habla de la confianza infinita en los amigos, suerte de luciérnagas que nos guían al final del túnel. “Noche de vampiros” retrata los amores prohibidos en tiempos oscuros. “Esquinas desiertas” invita a hacer graffittis cargados de desencanto noventero. En esta rola Estrada utilizando como instrumento su aparato vocal, interpreta todas las partes emulando a las cantantes belgas de Zap Mama.

‘Luciérnaga de tu calle’ es una pieza de antología. Mezcla exacta de blues y rock, junto a los giros vocales de Tere, logra mantener la atención del escucha y provoca un movimiento leve de la cabeza, quizá sea en este tema donde la potencia de la voz de Tere se nota con mayor fuerza.

Pero ese aspecto juguetón se nota en el último corte del disco, donde las voces, sólo las voces, establecen el ritmo de la pieza dándole un corte un tanto irónico, además de que la letra busca mantener esa ironía del desencanto, de la tristeza que no es simplemente tristeza, sino tal vez melancolía triste. ‘Esquinas Desiertas’ es el canto final a una ciudad que, a pesar de todas las vicisitudes que pasa quien vive en ella, sigue siendo el sitio perfecto para vivir.

Músicos: Tere Estrada (composición, guitarra eléctrica y acústica y voz) Darío Federico (bajo, guitarras eléctrica y acústica) Gustavo Rivera (batería en 4, 6 y 8) Demex García (batería en 1, 2, 5 y 7) Alfonso Miranda (arreglos de sax y solos) Evelyn Rubio (sax) Guillermo Carvajal (piano) Eduardo Olivares (violín) Federico Luna (percusiones)